Las grúas para levantar personas mayores o grúas eléctricas para discapacitados, se han convertido en el mayor aliado de pacientes y cuidadores.

Este aparato ortopédico, permite al cuidador mover y trasladar al paciente con gran facilidad, sin causarle molestias o poner en riesgos su estado físico.

Ingresa a nuestra web y descubre la gran variedad de grúas para personas discapacitadas, que ahí se encuentran disponibles.

Beneficios de las grúas eléctricas para discapacitados

A continuación, te contamos cuáles son los 10 principales beneficios, que las grúas para discapacitados ofrecen a los pacientes y cuidadores:

1. Libertad de movimientos

Utilizar las grúas eléctricas para discapacitados, permite al cuidador mover al paciente con gran facilidad y rapidez, ya sea desde la cama hacia la silla de ruedas, al asiento del baño o levantarla si ha caído accidentalmente al suelo.

2. Se reducen los riesgos de sufrir una caída accidental

Al utilizar grúas para levantar personas mayores, se disminuyen considerablemente las posibilidades de que el paciente sufra una caída accidental, que le ocasione alguna lesión o dolencia en el cuerpo.

3. Distribución equitativa del peso

La grúa levanta al paciente de manera uniforme, esto debido al uso del arnés, de esta manera, el peso se distribuye de manera equitativa y no ocasiona presión, molestias o dolores en el cuerpo del paciente.

4. No se requiere la ayuda de varios cuidadores

Las grúas eléctricas para discapacitados, poseen un sistema de funcionamiento sencillo, que puede ser operado por una sola persona. Un solo cuidador bastará para levantar, sentar y trasladar al paciente, al lugar que se desee.

5. Se adaptan a diferentes necesidades

Actualmente existe una gran variedad de tipos de grúas para discapacitados, cada una se adapta a las diferentes necesidades de cada paciente. Las grúas verticales, son ideales para trasladar y sentar al paciente en el inodoro, mientras que las grúas de traslado permiten elevar, sentar, mover y acostar al paciente.

6. Higiene rápida y sencilla

Las grúas hidráulicas para discapacitados son fáciles de limpiar. Con solo un paño húmedo podrás retirar el polvo de la grúa. El arnés puedes lavarlo en lavadora o frotarlo con un poco de detergente y un paño húmedo, solo si es resistente al agua.

7. Fácil mantenimiento

Las grúas Eléctricas para discapacitados, no necesitan de un arduo mantenimiento para garantizar su buen funcionamiento, con una revisión periódico y cambio de batería, la grúa se mantendrá operativa y sin inconvenientes.

8. Disminuye el uso de la fuerza

Los cuidadores realizarán sus labores con mayor facilidad, al no tener que cargar al paciente cada vez que este desee usar el inodoro, necesite asearse, etc.

9. Corrige y evita malas posturas

Una de las consecuencias de cargar a un paciente de manera indebida, son las malas posturas que ocasionan dolencias en la zona lumbar o espalda, sin embargo, es importante destacar que esto no ocurre de manera intencional, en muchas ocasiones la condición o peso del paciente impiden al cuidador levantar y trasladar al paciente correctamente. Con las grúas eléctricas para discapacitados, se logra evitar que esto suceda.

10. Mayor comodidad para los pacientes

Los traslados en grúas eléctricas para discapacitados, son más cómodos para el paciente que cuando son cargados por su cuidador. No ocurren posturas incómodas, caídas o movimientos bruscos.