Las camas articuladas o camas ergonómicas están especialmente acondicionadas para el cuidado de ancianos y personas con movilidad reducida.

En la actualidad se están empleando como camas especiales para el apoyo de personas sanas, que buscan mejorar su descanso y calidad de sueño, obteniendo beneficios adicionales para su salud.

Tipos de camas en el mercado y el impacto que tienen en la calidad de vida de las personas

1. Camas articuladas eléctricas con carro elevador

Las camas eléctricas representan un avance importante en el cuidado de las personas enfermas.

El mecanismo permite manejar con destreza y precisión los ajustes realizados para favorecer el descanso del usuario.

La mayoría de los diseños cuentan con carro elevador, lo que permite ajustar la altura, dependiendo del tipo de paciente en cuidado.

Estas camas para enfermos pueden articularse y adaptarse en diferentes planos, adaptando diferentes posiciones requeridas para el tratamiento, descanso o esparcimiento del paciente.

El carro elevador, o tijera, permite levantar el plano de la cama, ajustándolo a diferentes alturas.

Todos estos movimientos permiten o facilitan las labores habituales de limpieza y alimentación de la persona en convalecencia.

La variedad de funciones suministradas traen enormes beneficios que se reflejan en una mejor circulación sanguínea, evitando la formación de úlceras por presión y mejorando los indicadores cardiovasculares del paciente.

2. Camas articuladas eléctricas sin carro elevador

En estas camas especiales, con patas fijas, la ausencia del carro elevador mantiene la cama a una misma altura. Es recomendable para el caso de pacientes independientes, que pueden levantarse para atender sus necesidades esenciales.

La cama puede articularse, adaptando diferentes posturas. Son ideales para ayudar en las etapas de tratamiento, las diferentes fases de descanso y los ratos de ocio o esparcimiento.

Por lo general se requiere un colchón de naturaleza visco elástico o de látex, adaptable a las diferentes posiciones de descanso.

El empleo de colchones antiescaras representa una ventaja para el caso de pacientes que pasan mucho tiempo en cama y son propensos a la formación de úlceras por contacto.

3. Camas articuladas eléctricas, bajas para pacientes de Alzheimer

Como uno de los casos especiales se tiene el manejo de las personas mayores con Alzheirmer en camas especiales.

En muchos casos se requiere la transferencia permanente del paciente, de la cama haca la silla de rueda y viceversa. Estas camas se ajustan a alturas hasta de 20 cm del suelo, evitando las caídas o lesiones no buscadas.

Estas camas pueden incluir barandillas de madera y sujeta colchón, evitando imprevisto en el cuidado de los ancianas.

La articulación eléctrica se complementa en 4 planos, manteniendo la articulación del torso y las piernas independientes.